alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkIcons/Communication/USP/Cash-deliveryIcons/Communication/USP/Delivery-eveningIcons/Communication/USP/Delivery-same-dayIcons/Communication/USP/Delivery-storeusp-deliveryIcons/Communication/USP/Exchangeusp-free-returnsIcons/Communication/USP/Gift-cardIcons/Communication/USP/KlarnaIcons/Communication/USP/Salearrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
adidas
adidas / abril 2021

7 PASOS SENCILLOS PARA LUCHAR CONTRA LA CONTAMINACIÓN

El 70% de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos. Y esos océanos están plagados de plástico. Si no cambiamos esta tendencia, para 2050 habrá más residuos plásticos en el mar que peces. El plástico en el mar no solo destruye la belleza natural del paisaje marino, sino que causa graves daños a la fauna y al medio ambiente a escala global. Necesitamos actuar ya. Lo positivo es que hay cosas que podemos hacer para combatir la contaminación por plástico en el medio marino. Te explicamos cómo puedes empezar a actuar.

running-ss21-rfto-launch-appstorypreview-7steps-image1-d


LAS 3 MAYORES CAUSAS DE CONTAMINACIÓN MARINA POR PLÁSTICO

Los océanos son los ecosistemas más grandes y activos del planeta Tierra. Contienen decenas de miles de especies y producen la mitad del oxígeno que respiramos. Lamentablemente, hemos hecho de ellos el ecosistema más amenazado, contaminado por residuos plásticos que no solo afectan a la vida marina, sino también a los que vivimos en tierra firme. Según los científicos, cada año llegan al mar más de ocho millones de toneladas de plástico. Es una cifra demoledora que da mucho que pensar. ¿En qué se traducen esas cifras?

PLÁSTICOS INDUSTRIALES: la industria juega un papel muy importante en el problema del plástico. Desde su invención, se han producido más de 8 mil millones de toneladas de plástico en todo el mundo. Por eso, adidas está continuamente buscando formas de reducir su huella plástica.

MICROPLÁSTICO:la peor contaminación es la que no se ve. El plástico se desintegra en microplásticos que terminan afectando a la vida marina y apareciendo en la comida que comemos. Se estima que algo tan cotidiano como el lavado de ropa ha arrojado 1,4 billones de microfibras a los océanos.

PLÁSTICOS DE CONSUMO: aquí es donde puedes entrar tú. El plástico de consumo es aquel que utilizamos a diario: botellas, bolsas, popotes, recipientes para llevar, etc. Una bolsa de plástico tiene una vida media útil de 12 minutos. Sin embargo, una vez que se tira, tarda hasta 1.000 años en descomponerse. En todo el mundo, siguen fabricándose cada año aproximadamente 1 billón de bolsas de plástico de un solo uso, y menos del 1% se reciclan. Millones de bolsas acaban a diario en el mar.



POR QUÉ ES TAN NECESARIO PROTEGER LOS OCÉANOS

La amenaza más inmediata de la contaminación por plástico se cierne sobre todas las especies que consideran a los océanos su hogar.
Pero la vida marina no es la única afectada a medida que los océanos se llenan de residuos creados por el hombre. Los plásticos erosivos, como el poliestireno (espuma de poliestireno), liberan toxinas dañinas cuando se rompen en pedazos más pequeños en los océanos. Como resultado, el mercurio y otros elementos contaminantes muy peligroso se han encontrado en concentraciones elevadas en los mariscos. El alcance de esta amenaza a la seguridad alimentaria sigue sin estar claro. Pero lo que sí se sabe es que el mercurio causa serios problemas a la salud humana, desde daños en los órganos hasta afectar al desarrollo infantil.

Una nueva investigación ha puesto de manifiesto que la basura plástica también está incidiendo en el cambio climático. A medida que los residuos plásticos flotan en nuestros océanos y tardan cientos de años en descomponerse, liberan poderosos gases de efecto invernadero. Se cree que estos gases, incluidos el metano y el etileno, inciden gravemente en la degradación de la atmósfera de la Tierra.
Afortunadamente, aún hay medidas que podemos tomar para empezar a sanar nuestros mares. Aunque por sí solo el impacto de estos cambios en nuestras costumbres será bastante limitado, si cada uno de nosotros pone su grano de arena, podemos hacer una gran diferencia.

running-ss21-rfto-launch-appstorypreview-7steps-image2-d

PASO 1: LLEVA TUS PROPIAS BOLSAS

Una sola bolsa de plástico en el mar puede ocasionar daños graves a las criaturas marinas. Las bolsas, que apenas usamos una vez, son confundidas en el agua con alimento que los animales ingieren y les causan fatales obstrucciones al tragarlas. Lo que resulta especialmente problematico es que una bolsa de plástico tarda tanto en degradarse que un animal muerto puede descomponerse y liberar de nuevo la bolsa que lo mató, haciendo que otro animal la ingiera y muera también por ella. La próxima vez que salgas a comprar, piensa en llevar tu propia bolsa reutilizable y no consumir bolsas nuevas.

Segundo paso: EVITA LOS GLOBOS

Sentimos privarte de la diversión, pero los globos son especialmente peligrosos para la vida marina. Los que se nos escapan de las manos, pueden terminar depositándose en nuestros cauces fluviales. Si quieres una alternativa, te sugerimos la piñata. Es reciclable y más divertida que los globos.

PASO 3: NO ENVASES NADA

Los envases de un solo uso están muy extendidos en la industria alimentaria. Afortunadamente, hoy se puede comprar casi de todo sin envase, desde productos de alimentación hasta jabón de manos. Los mercados agrícolas o las tiendas residuo cero están haciendo un gran esfuerzo para proporcionar alternativas sustentables. Si compras en supermercados, elige productos sin envase o que lleven envases reciclables.

PASO 4: COMPRA CON RESPONSABILIDAD

A pesar de la tendencia global a favor de un consumo más responsable con el planeta, muchas empresas siguen usando plástico virgen, es decir, plástico nuevo que no ha sido utilizado o procesado con anterioridad. En los últimos años, adidas se ha asociado con la organización medioambiental Parley for the Oceans para crear una línea de ropa y tenis con residuos reciclados recogidos de comunidades costeras.

running-ss21-rfto-launch-appstorypreview-7steps-image3-d

PASO 5: PIENSA EN TU COMIDA

Debido a su pequeño tamaño, las perlas microplásticas son ingeridas fácilmente por todo tipo de animales marinos. La ciencia aún no ha determinado la amenaza que esto puede suponer para los humanos. Pero si eres un amante del pescado, no te gustará saber que podrías estar ingiriendo miles de microplásticos al año. Una idea bastante desagradable que tal vez te haga reconsiderar el uso que haces de los productos que contienen microperlas.

Sexto paso: U.T.P.B. (USA TU PROPIA BOTELLA )

El 91% del plástico de todo el mundo no se recicla. Si a esto sumamos que el consumo anual de botellas de plástico alcanzará el medio billón en 2021, está claro que este es el tipo de artículo que deberíamos desterrar por completo. En su lugar, puedes utilizar botellas metálicas o contenedores de plástico reutilizable.

Séptimo paso: CORRE POR LOS OCÉANOS

¿Quieres ponerte en forma y ayudar a limpiar el plástico del mar? Apúntate a la nueva edición de Run For The Oceans del 28 de mayo al 8 de junio de 2021. Es un movimiento global que utiliza el deporte para crear conciencia sobre el problema de la contaminación por plástico de los océanos. Hasta la fecha, casi 3 millones de personas han participado en Run For The Oceans. Registra tus kilómetros en la aplicación adidas Running y recauda dinero para concienciar sobre el problema de la contaminación plástica marina. Este año, colaboramos de nuevo con Parley para que el running sume esfuerzos para acabar con los residuos plásticos y proteger nuestros océanos.

adidas / abril 2021